¿Viene o no viene el lobo?

Aunque no soy partidario de «colgar» dos entradas el mismo dia, la verdad es que en ocasiones las circunstancias obligan a ello; no podíamos dejar pasar el artículo de Antonio Villalón en referencia a la Operación Carrusel desarrollada esta semana, publicada hace un rato, pero tampoco podemos ignorar las noticias que hablan de una «nueva y terrible» vulnerabilidad descubierta por técnicos de la empresa Outpost24, y que parece ser capaz de realizar denegaciones de servicio en virtualmente cualquier dispositivo.

Por supuesto, y como cualquier vulnerabilidad de relativa importancia que se precie, tiene su correspondiente parte de salsa rosa; me resulta particularmente lúcido el comentario del creador de nmap, Gordon Lyon, aka Fyodor, sobre el bombo y la importancia que se le da en los medios a cada nueva vulnerabilidad (véase The Register: DoS attack reveals (yet another) crack in net’s core, Slashdot: New Denial-of-Service Attack is a Killer, y Search Security: TCP is fundamentally borked) hasta el punto que parece que vaya a acabar literalmente con Internet, y como el virus en el chiste, vaciar la nevera, robarte a la novia y llevarse tu coche. Parece que esto se haya convertido, sin dejar de lado la importancia de la seguridad, en una carrera de a ver quién da más; claro que a nadie se le escapa el componente meritocrático que hay detrás de mucho de estos «anunciamientos».

En cualquier caso, a estas horas hay ya una innumerable cantidad de blogs y fuentes de información hablando del tema, que les aportarán todos los detalles técnicos que necesiten, pero si les gusta el cotilleo, pueden empezar por la entrada de Fyodor, en la que argumenta, además de lo que les comentaba, que el problema de seguridad no es tan nuevo como sus descubridores lo presentan, y seguir con la contestación de uno de los descubridores, Robert E. Lee. Y de ahí, al infinito y más allá.

Nada más. Buen fin de semana a todos.