La CCI rusa (VIII): GRU

gru_emblemEl único de los grandes servicios rusos que, como ya hemos indicado, no es un heredero directo del KGB es el GRU (Glavnoye Razvedyvatelnoye Upravlenie), unidad militar 44388, cuyo objetivo es proporcionar inteligencia al Ministerio de Defensa, a la cúpula militar y a las fuerzas armadas rusas en su conjunto. Este servicio está dedicado a la inteligencia militar, desde la estratégica a la operativa, trabajando no sólo en un sentido exclusivo de defensa, sino abarcando también otros aspectos como la política o la economía ligadas al ámbito militar, y en especial la inteligencia exterior –en ocasiones junto al SVR-; desde el año 1996, tiene encomendada la misión de adquirir incluso información relativa a ecología y medio ambiente. Para ejecutar estas tareas, el GRU dispone de todo tipo de capacidades, desde IMINT hasta HUMINT, pasando por OSINT y, por supuesto, SIGINT, capacidades que le dotan de un ámbito de actuación e influencia internacional y que permiten al GRU “actuar en cualquier punto del mundo donde pudiera surgir la necesidad”, según declaraciones del General Valentin Vladimirovich Korabelnikov, en una entrevista concedida en 2006, cuando era Director del GRU.

El GRU es sin duda el más opaco de los servicios rusos y posiblemente el mejor de ellos; se trata de un grupo que mantiene ciertas reminiscencias soviéticas –recordemos que sobrevivió al KGB- e incluso que considera “occidentalizados” a otros servicios como el FSB. Como curiosidades, el GRU recluta a sus agentes entre las clases “proletarias”, preferentemente a personal sin conocimientos de idiomas, y entre sus supuestos cometidos está el enterrar armas en territorio hostil para poderlas utilizar en caso de conflicto; no dispone de servicio de contrainteligencia (función ejercida por el FSB) ni tampoco de oficina de prensa (realmente, el GRU no es más que una Dirección General dentro del Ministerio de Defensa ruso) o página web oficial ([1]). Gracias a sus métodos de trabajo, es el servicio de inteligencia que menos desertores ha tenido en la historia soviética y rusa.

El GRU estaba dirigido hasta enero de 2016 por el General Igor Sergun, pero tras la muerte repentina del General (nada misterioso, un ataque al corazón), desde febrero de 2016 está al mando el General Igor Korobov; en ambos casos se trata de Tenientes Generales, tres estrellas, frente a los Generales de Ejército del FSB o del FSO. Aunque los datos de personal y presupuesto del GRU son obviamente clasificados, se estima en más de 25.000 efectivos el personal que compone este servicio; en relación a su presupuesto anual, no se ha encontrado al respecto información significativa en fuentes públicas, estando el dato siempre enmascarado en presupuestos generales del Ministerio de Defensa ruso.

Como se ha indicado, el GRU es una Dirección General del Ministerio de Defensa ruso; se estructura en quince direcciones ([2]), centrando las capacidades ciber del GRU en la Segunda Dirección y en la Sexta Dirección, así como en el Octavo Departamento, responsable de la seguridad de las comunicaciones internas del GRU. La Sexta Dirección es la responsable de la inteligencia electrónica, e históricamente ha sido un grupo activo en este ámbito, operando estaciones de interceptación de señales desde Cuba hasta Vietnam, pasando por supuesto por las residencias legales del GRU en diferentes países. Aparentemente, esta Dirección del GRU posee las capacidades más cercanas, sobre todo en el ámbito militar, a lo que denominamos CNO, y es capaz de interceptar información de señales en todo el mundo. Esta Sexta Dirección se compone de al menos cuatro divisiones ([3]); la Primera División está dedicada a SIGINT (en ésta se enmarca el Servicio de Descifrado del GRU) y la Segunda a ELINT, mientras que la Tercera División es responsable del mantenimiento de los equipos de interceptación y la Cuarta se focaliza en el rastreo permanente de señales. Por su parte, la Segunda Dirección (que incluye a las fuerzas especiales del GRU, Spetsnaz), dispone de siete grandes divisiones, tres de ellas relacionadas directamente con SIGINT, cifrado y seguridad de las comunicaciones a un nivel más operativo que la Segunda.

De manera adicional al GRU, el Ministerio de Defensa ruso dispone de más capacidades focalizadas en guerra electrónica, ciberseguridad o seguridad informática con una estructura compleja, estructura detallada en la excelente referencia [4] que ya hemos citado en posts anteriores de esta serie. Por ejemplo, la Unidad Militar 11135, 18th CRI (Central Research Institute) constituye la principal capacidad de investigación en inteligencia de señales del Ministerio de Defensa ruso, incluyendo investigación y desarrollo en dispositivos inalámbricos, sistemas SCADA o protección electromagnética de sistemas; también como instituto de investigación se encuentra la Unidad 01168, 27th CRI, en este caso en el ámbito de las tecnologías de información y los sistemas de mando y control.

Referencias
[1] Konstantin Preobrazhensky. GRU: Obscure Part of Russian Intelligence. Journal of Defense Management. Volume 2. Issue 2. Marzo, 2012.
[2] Richard Bennett. Espionage: Spies and Secrets. Virgin Digital, 2012.
[3] Andrew Jones, Gerald L. Kovacich. Global Information Warfare: The New Digital Battlefield. Segunda edición. CRC Press, 2016.
[4] Jeffrey Car. Inside Cyber Warfare: Mapping the Cyber Underworld. 2nd Edition. O’Reilly, 2011.