¿Comunicación cifrada en Mifare? ¡Ojo, ya no!

Mifare es la tecnología de tarjetas inteligente sin contacto más difundida en el mundo. Utilizada como monedero electrónico, en sistemas de ticketing, peajes, parquímetros, cabinas telefónicas, sustituye a los billetes tradicionales o dinero en efectivo. Esta tecnología RFID trabaja en la frecuencia de los 13,56 MHz y presenta capacidad de lectura y escritura mediante comandos simples de incremento decremento.

El pasado mes de diciembre Karsten Nohl, Starbug y Henryk Plötz consiguieron mediante ingeniería inversa romper el sistema de cifrado propietario de esta tecnología, con todo lo que ello implica. Pensemos por un momento las consecuencias del resultado de su investigación: sistemas de control de acceso vulnerados, control de encendido de automóviles burlado, posibles fraudes en monedero electrónico o viajes gratis en transportes públicos. Estas son algunas de las posibles consecuencias de este grupo de trabajo. Más allá de sus consencuencias, lo que más sorprende es la metodología utilizada para llevar a cabo el “asalto».

A partir de la observación de la circuiteria utilizada por el lector Mifare y capturando el trafico entre el tag y el lector han llegado a reproducir el sistema criptológico, para lo que han identificado y reconstruido a nivel de puertas lógicas (observando el conexionado del reverso del integrado) los modulos del sistema.

Detectando un circuito «desplazamiento LFSR» (Linear Feedback Shift Register, registro de desplazamiento en el cual la entrada es un bit proveniente de aplicar una función de transformación lineal a un estado anterior; más en Wikipedia]) que toma como entrada un generador de números aleatorios de 16 bits cuyo valor esta basado en el tiempo de lectura, y realizando numerosas pruebas de autenticación y observando los números generados por el RNG (Random Number Generator), fueron capaces de conseguir la clave de cifrado en menos de una semana, mediante la implementación de un grid de FPGA’s (Field Programmable Gate Array, dispositivo semiconductor que contiene bloques de lógica cuya interconexión y funcionalidad se puede programar; más en Wikipedia) y la aplicación de fuerza bruta.

Así pues, si esta pensando en implementar cualquier tipo de control que requiera cierto grado de seguridad, debería ir pensando en migrar de tecnología. Es un consejo cortesía de Karsten Nohl, Starbug y Henryk Plötz.

Fuente: RFID News.