GOTO X: Periodistas

Llevaba alguna semana queriendo escribir un post de la serie GOTO dedicado a los periodistas, tal y como adelanté hace cosa de un mes en la entrada relativa a los ciberataques sufridos por la GVA. He intentado resistirme un poco -más por falta de tiempo que otra cosa-, pero leyendo las últimas noticias sobre el peligro nuclear en Japón que todos los medios generalistas están lanzando no he podido aguantarme… Y es que tenemos periodistas -no todos, obviamente- que no distinguen asterisco de asteroide, pero no contentos con ello transmiten al público general su vasto conocimiento sobre cualquier materia y se quedan tan panchos, satisfechos del trabajo realizado.

Con el tema de los ciberataques contra GVA ya dimos unas pinceladas del saber hacer de estos periodistas; ahora con el debate que se está abriendo sobre la seguridad nuclear siguen cubriéndose de gloria, y encima lo mezclan con la entrada en Cofrentes de unos activistas de Greenpeace hace unas semanas, poniendo este acto como ejemplo de «inseguridad» en las centrales nucleares españolas. Por favor, no mezclemos churras con merinas. Que las centrales nucleares -y otras infraestructuras críticas- de nuestro país sean o no vulnerables no depende de que unos ecologistas capaces de evitar -con presunta violencia- a los vigilantes de seguridad (o a la Guardia Civil si se diera el caso) se cuelen tras la verja de una central. ¿Qué pretenden los periodistas, que disparen con armas de fuego a estos activistas para demostrar lo seguros y fuertes que somos? Venga, hombre… la que se habría montado, y con razón.

Un conocido mío comentaba hace unos años que España hay dos cosas de las que todo el mundo sabe: medicina y seguridad. ¿Que te duele la cabeza? Tómate cualquiercosaqueacabeenina, que a mí me ha ido muy bien, mírame, además lo he leído en Google y en el curso por fascículos de «El neurocirujano en casa»… ¿Que el accidente de Spanair fue culpa del piloto? No hombre, fue el relé XJ45, que no desplegó los flaps y por eso no se alcanzó la velocidad de despegue adecuada para un aparato de esas características, que en función del viento de costado y del puerto USB puede ser de hasta 738,3 kilómetros por hora… ¿Que la central de Fukushima va a explotar? El problema está en el núcleo del reactor, que no se puede enfriar lo suficiente debido al proceso de fisión nuclear y a las valencias del elemento, que ya se sabe lo que pasa en fallas con tanto calor… Toma ya. Esto lo pongo en un periódico de tirada nacional, lo mezclo con «declaraciones de un responsable de nosequé experto en nosecuantos» y a vivir. Acabo de dar un curso acelerado de medicina, ingeniería aeronáutica o física nuclear a mis lectores, que sabrán aprovecharlo a la perfección en el parque o en la cola de la panadería ayudándome así a difundir mi conocimiento.

Señores, seamos serios. Ya sé que no se puede saber -y por tanto escribir- de todo, pero un mínimo de rigor sería más que aconsejable. Un defacement no tiene nada que ver con un DDoS, unos ecologistas que entran en Cofrentes no tienen por qué ser ejemplo de ninguna inseguridad y mil cosas por el estilo. Cuando una persona que no conoce una materia concreta trata de hablar de ella ex cathedra hace, cuanto menos, el ridículo, cuando no algo peor. Informémonos antes de escribir y, en caso de dudas, estoy seguro de que existen centros de investigación, universidades, empresas, personas… expertos en muchos temas que nos pueden dar su opinión con respecto a los mismos o al menos orientarnos correctamente para que no metamos la pata. Se trata simplemente de preguntar y escuchar lo que nos dicen. Si de seguridad, que creo que algo sé, veo esas barbaridades escritas en los medios…¿qué habrá de verdad en los artículos de materias que no conozco? ¿seguirán la misma tónica? ¿qué puedo creerme de lo que leo en un periódico o veo en la televisión? Miedo me da pensar qué dirán de economía, política y mil materias más de las que sé poco o nada…

Ojo, no quiero decir con este post que todos los periodistas estén mal informados -voluntaria o involuntariamente- y por tanto informen mal de lo que sucede a nuestro alrededor; simplemente, creo que en los medios generalistas estamos llegando en ocasiones a la política del «todo vale», por desconocimiento o no, dejando así al periodismo presuntamente serio a la altura de «La Noria». Y para ciertos temas, como la economía o la seguridad, entre otros, esto puede ser peligroso: transmitimos un mensaje erróneo a miles de personas que lo interpretan como verdadero, con las consecuencias que esta información negativa puede llegar a tener en la población.

Por suerte, y para no ver solo la botella medio vacía, quiero recalcar que IMHO existen periodistas bien documentados y que hacen correctamente su trabajo, sobre todo si nos vamos a medios especializados; en el caso de seguridad, algunos buenos ejemplos pueden ser SIC, Seguritecnia o Security Management por citar unos cuantos -hay más, por supuesto-. Ójala cunda el ejemplo y podamos llegar a fiarnos de lo que leemos en medios generalistas… al menos más que ahora.