¿CIBERQUE? ¿CIBERATAQUE? Eso no me puede pasar a mi…

No, no es un espontáneo que se ha colado. Al ver la puerta entreabierta, el escritorio con la luz encendida y la pluma con mi nombre grabado, me he decidido a estrenarme en el blog. Espero que haya alguien por ahí, :-)
Lo cierto es que me he inspirado en un artículo publicado en “The Wall Street Journal” que les recomiendo leer, (Al final les dejo el enlace a la noticia), que no requiere demasiados comentarios. Aún así espero que al menos sirva para contribuir en nuestra obligada tarea de concienciación en el correcto uso de las tecnologías de la información.

Permitirme, antes de nada, hacer un upload a la archiconocida noticia sobre los amigos de Sony. Dijo expansión el pasado 1 de Agosto, “…Sony, que en el ránking por ingresos fue adelantada por Toshiba el año pasado, también ha presentado pérdidas. En su caso, los malos resultados se han visto agravados por los sucesivos ataques de hackers padecidos desde abril, en los que fueron usurpados datos personales y bancarios de más de 100 millones de clientes de la compañía. Los daños ascenderían a más de 22.000 millones de yenes (unos 200 millones de euros), una cifra “poco preocupante” para Howard Stringer, consejero delegado de Sony, según expuso en una reciente entrevista con Financial Times.” Claro, que va a decir. Y no están valorando las pérdidas relativas a la imagen de marca y otros tantos activos intangibles y difíciles de cuantificar, pero imagino que tampoco serán excesivamente preocupantes para el Sr.Stringer.

Pero olvidémosnos de Sony y centrémonos en Joe, que si que está preocupado. De repente sus ventas han descendido en un año el 50% y está haciendo frente a una gasto (+ la inversión para adecuar sus sistemas) de 22.000$, imagínate.

Les presento a Joe Angelastri, emprendedor y microempresario. Decía Joe que “No somos un banco, ¿Quien querría meterse con nosotros?” Y mientras Joe hacía esta reflexión, ladrones cibernéticos colocaron un software en las cajas registradoras de sus dos tiendas de revistas en Chicago que enviaba a Rusia los números de las tarjetas de crédito de sus clientes.

Es cierto que las pequeñas empresas tienen limitados presupuestos y pocos expertos técnicos en sus equipos. Pero la forma de vender y en este caso de cobrar es la misma para Joe que para los amigos de Sony. En el caso de Sony el asunto adquiere mas gravedad, se supone que disponen de un equipo técnico que debe velar por el buen uso y la protección de la información de la empresa. (¿Pero no hemos dicho que nos olvidemos de Sony?)

La tecnología esta al alcance de cualquier tipo de empresa, los procesos de negocio críticos, son críticos para todas las empresas con independencia de su tamaño. ¿Entonces? ¿Como mitigamos los riesgos que corren las pequeñas empresas?. Fácilmente, con 22.000$. Este es el gasto que los señores de MasterCard le han exigido al bueno de Joe, a lo que hay que sumar al descenso en las ventas del 50% durante el año que duró la intervención. ¿Se imaginan un palo de estas características en su empresa? ¿Con la que está cayendo? Pues para muchas empresas supone la quiebra, otras lo superan con un sobreesfuerzo admirable.

Emprendedores que van a tirar del carro, nuevas generaciones que llegan a puestos de dirección, o el alcance de las redes sociales, traen mas uso de la tecnología por pequeñas empresas. Pero los malos también se dan cuenta de esto: “En el tiempo que lleva intervenir los sistemas de una gran empresa como Citigroup Inc., un hacker puede robar datos de decenas de pequeños negocios y no ser detectado”.

“A las empresas más pequeñas les cuesta más entender la amenaza contra la seguridad. Una encuesta de 2010 realizada por la Federación Nacional de Minoristas de EE.UU. y First Data Corp. a minoristas pequeños y medianos reveló que 64% creía que sus negocios no eran vulnerables al robo de información y sólo 49% había evaluado sus sistemas de seguridad.” No tengo datos sobre España y no quiero lanzar “comentarios de bar”, pero si en EEUU están así, me imagino que aquí no estaremos mucho mejor, y somos un pais de pequeñas empresas.

¿Saben en S2 Grupo tenemos un mantra? POR UN MUNDO MAS SEGURO. Si, somos una empresa, generamos riqueza, pero también y sobretodo jugamos un papel clave en la sociedad. Pensamos en formas de educar y concienciar en todo lo relacionado con la seguridad de la información. Lamentablemente lo mas efectivo sigue siendo ver las barbas de tu vecino recortar.
Que tu abuela te enseñara el refranero Español no tiene precio, y para todo lo demás…

P.S.: el prometido enlace al artículo del WSJ

Comments

  1. Sin duda es del todo cierto que en muchas ocasiones sólo se reacciona tras un incidente de seguridad en un entorno o sector que las empresas consideren parecido al suyo, y a partir de ahí comienzan las inversiones en seguridad, no sólo inversiones económicas sino de transformación de la cultura de la empresa en cuestión.

    Saludos.