Queridos reyes magos…

reyes_magos-01-01Nosotros hemos sido muy buenos y nos hemos portado muy bien, o eso creemos. Sin embargo, en el mundo de la ciberseguridad hay otros que se han portado muy mal y según los pronósticos de los expertos, este año que comienza se portarán aún peor. Por eso os pedimos estos regalos para poder hacer frente a las principales amenazas y tendencias que veremos en 2016:

IoT con mayor seguridad. Controlar los objetos que nos rodean desde nuestro smartphone está muy bien, lo que no podemos permitir es que a través de las conexiones de estos objetos nos controlen a nosotros. Esto es lo que puede suceder en 2016 si la industria del IoT continúa desarrollando sistemas de conexión a Internet para relojes, pulseras de actividad, televisores, termostatos, coches y hasta monitores para bebés sin tomar en cuenta la seguridad de los mismos. A medida que su popularidad crece, estos objetos se hacen cada vez más atractivos para los ciberdelincuentes porque representan accesos fáciles a los móviles de los usuarios, el verdadero objetivo, que a su vez son las puertas a otros botines más suculentos como puede ser la información clave de una organización.

Es por ello que debemos ser prudentes a la hora de utilizar estos maravillosos artefactos y esperemos que mejoren sus sistemas de seguridad este año.

Soluciones para librarnos de hardware infectado. Según los expertos en malware, durante 2016 los ataques perpetrados a través de firmware infectado crecerán en popularidad. El firmware es el software que maneja físicamente al hardware y el que carga el sistema operativo. Este tipo de infección, al estar oculta en el firmware, permanece a pesar de que se formatee por completo el hardware y se reinstale el sistema operativo, convirtiéndose en un problema persistente para quien tenga la «suerte» de toparse con él en un disco duro o USB, por ejemplo.

Este método ya lleva varios años utilizándose, sin embargo, se pronostica que su uso se extenderá en 2016 porque en el mercado de la ciberdelincuencia se comienzan a comercializar herramientas y asistencia para facilitar su aplicación como es el caso del UEFI rootkit.Aunque existen ciertas soluciones para este malware, esperemos que este año salgan a la luz opciones más sencillas y accesibles para todos.

No ser víctima del ransomware. El secuestro de un ser querido es una de las cosas más terribles que puede vivir una persona, y aunque nuestra información no es una persona sí puede ser lo suficientemente valiosa como para hacernos pasarlo muy mal si somos víctimas de un ransomware. Como es un negocio muy lucrativo, se prevé que esta forma de malware aumente en 2016 ampliando su target a sectores industriales, financieros y gobiernos locales de países ricos donde las víctimas puedan pagar rápidamente un rescate para recuperar su información. El desarrollo continuo de nuevas formas de infección hace aún más difícil luchar contra el ransomware.

Uno de los problemas es que bo es suficiente evitar enlaces maliciosos, con solo visitar una página web aparentemente inofensiva podemos caer en la trampa. Sin embargo, existen algunas medidas que podemos aplicar para evitarlo como mantener actualizados nuestros navegadores y usar plugins que nos indiquen la reputación de los sitios web que visitamos.

Más concienciación en ciberseguridad. Aun cuando la ciberseguridad empieza a ser un tema popular tanto en medios de comunicación como en empresas, organismos públicos y otras organizaciones, el uso cada vez mayor de dispositivos móviles tanto en el ámbito personal y laboral exige estar al día para evitar las nuevas amenazas que tienen como objetivo estos medios. Es muy “normal” que nos instalemos una app sin leer la información y funcionalidades que requiere para funcionar, o que demos acceso a toda nuestra información sin pensar dos veces en las consecuencias.Los móviles representan para los ciberdelincuentes puertas de entrada a la información clave de una organización y se prevé que para el 2016 los ciberataques a través de estos dispositivos aumenten en paralelo con su uso.

Cloud segura. Estamos cada vez más en la nube y eso nos permite disfrutar de grandes beneficios pero también nos exige poner los pies en la tierra si no queremos quedar expuestos a grandes riesgos como, por ejemplo, encontrar que nuestra información “privada” está siendo indexada por Google. En 2016 la nube estará en el punto de mira de los ciberdelincuentes porque se prevé que cada vez más empresas usen repositorios de información en la nube. Algunas de ellas sin considerar las medidas de seguridad que implementan para salvaguardar su información, lo que se presentará como un factor clave a la hora de seleccionar un proveedor de servicio.

Debemos ser muy cuidadosos y exigentes a la hora de seleccionar a nuestros proveedores y configurar el servicio. Y por otra parte, esperemos que los proveedores continúen mejorando sus sistemas de seguridad para garantizar la debida protección y privacidad de los datos de sus clientes.

No más passwords =) Olvidarnos de hacer combinaciones de caracteres alfanuméricos rocambolescas para cada uno de nuestros dispositivos y aplicaciones que después no recordamos y que pueden ser descubiertas con facilidad parecía un sueño inalcanzable, pero en 2016 quizás ya sea una realidad.Todo parece indicar que nuevos métodos de autenticación más seguros, eficientes y amigables basados en sistemas biométricos, geolocalización, proximidad de Bluetooth y pictogramas serán puestos en nuestras manos por las grandes compañías tecnológicas.

Lucha contra el terrorismo y la violencia en Internet. El ataque terrorista de Paris ha sido uno de los sucesos más tristes e impactantes de 2015, pero es solo la punta del iceberg de un fenómeno que tiene años y en el que han perdido la vida muchas personas en diferentes partes del mundo: el surgimiento del llamado “estado islámico”, en el cual Internet y especialmente las redes sociales han servido de medios de difusión y captación de nuevos adeptos.Resulta curioso que en Facebook no puedas publicar fotos de desnudos pero sí de armas.

Esperemos que en 2016 los gigantes de Internet como Google, Facebook y Twitter, sin vulnerar la privacidad de sus usuarios, claro está, colaboren y se comprometan de manera más activa a la hora de detectar y neutralizar a grupos violentos en general.

Aplicaciones y sistemas de seguridad amigables y chulos. Basta ya de aplicaciones y sistemas de seguridad incomprensibles, espantosos y pesados. Gracias a que la seguridad de la información cobra cada vez más importancia para organizaciones y personas en general, el desarrollo de soluciones potentes pero también centradas en el usuario con diseños atractivos, intuitivas y fáciles de usar está en auge. Un ejemplo de ello son los nuevos sistemas de autenticación que comentamos ya anteriormente. Para los desarrolladores, la usabilidad y el diseño han dejado de ser aspectos secundarios y se han convertido en una prioridad para poder competir con otras opciones en el mercado.

Esperemos que esta tendencia aumente en 2016 y así los sistemas de seguridad dejen de ser definitivamente un pesado y feo lastre para el usuario.

Y podríamos continuar con muchas cosas más pero no os queremos agobiar, queridos reyes magos. Ya sabemos que vendréis bastante cargaditos este año así que nos despedimos deseándoles a todos nuestros lectores un 2016 lleno de seguridad pero también de muchos éxitos.

Se les quiere ;)

Fuentes: