Adivinando en VoIP

Dice un viejo Hoax de internet que basta con que la primera y la última letra de una palabra estén bien puestas para que nuestro cerebro sea capaz de entender lo que tratamos de decir y, siempre según el Hoax, eso es porque nuestro cerebro no lee letra por letra, sino las palabras en su conjunto. Lean sino el siguiente fragmento:

«Sgeún un etsduio de una uivenrsdiad ignlsea, no ipmotra el odren en el que las ltears etsan ersciats, la uicna csoa ipormtnate es que la pmrirea y la utlima ltera esten ecsritas en la psiocion cocrrtea. El rsteo peuden estar ttaolmntee mal y aun pordas lerelo sin pobrleams. Etso es pquore no lemeos cada ltera por si msima preo la paalbra es un tdoo. Pesornamelnte me preace icrneilbe…»

Lo han entendido, ¿verdad? En realidad, lo dicho no es del todo cierto (tiene que ver con como de desordenadas estén las palabras, cosas de la teoría de grupos) pero me viene de perlas para contarles que investigadores de la Universidad Johns Hopkins han realizado con éxito un ataque contra tráfico de VoIP cifrado, utilizando el tamaño de los paquetes cifrados para hacer suposiciones bastante acertadas sobre las palabras y frases utilizadas en las conversaciones.

Según los investigadores, “[…] esto ocurre porque la tasa de muestreo es alta para para sonidos largos y complejos como ‘ow’ (NT: fonemas ingleses), pero baja para consonantes simples como ‘c’. Este método variable ahorra ancho de banda, mientras mantiene la calidad del sonido.”.

Aunque los paquetes VoIP son cifrados para prevenir ‘escuchas a escondidas’, con esto han demostrado que simplemente midiendo el tamaño de los paquetes sin decodificarlos se pueden identificar palabras completas e incluso frases con una tasa de acierto bastante alta. Dicho de otra forma, el software de escucha desarrollado no puede decodificar una conversación completa, pero si que puede utilizarse para buscar palabras o frases concretas dentro de los paquetes de VoIP cifrados.

Dicho esto, lo primero que me viene a la mente es que el ingenio humano no tiene límites, y lo segundo, una sensación de asombro increíble; señores, ya no hace falta ni que descifren el mensaje, basta con que lo escuchen cifrado para hacerse una idea de lo que está usted hablando con su colega de San Francisco.

De todo esto pueden extraerse muchas conclusiones, pero yo prefiero quedarme con una que ya se ha comentado por aquí, y es que no se puede basar la seguridad de un programa/algoritmo/protocolo y/o servicio en el oscurantismo; todos los proyectos de software libre que versan sobre VoIP (ekiga, OpenWengo, KPhone, etc) han dicho ya que van a modificar sus fuentes para evitar este tipo de ataques; skype todavía no ha dicho nada (hasta donde yo sé), aunque ni siquiera si todo esto va con él o no; es posible que este tipo de ataques no le influyan para nada, pero no lo sabremos nunca, su protocolo nunca ha sido hecho público al igual que sus aplicaciones.

Yo, a título personal, y en cuestiones de cifrado, no pienso dejar en manos de una no pienso dejar en manos de una implementación cerrada y propietaria la responsabilidad de mi seguridad; por esas mismas razones uso ahora GPG, libre y gratuito, y dejé de utilizar PGP allá por la versión 6.5.8.

Cosas del Software Libre. :-)

Comments

  1. http://Jose%20L.%20Villalón says

    Y hablando de VoIP y software libre, leo en voipsa.org, que fabricantes de soluciones de Voz sobre IP como Avaya, Cisco o Nortel, han publicado multiples parches de seguridad para solventar distintas vulnerabilidades detectadas desde los Laboratorios VoIPshield.