Normativas

Cuando una persona o empresa decide abrir un negocio en una cierta ubicación, lo primero que debe hacer para estar en una situación legal es solicitar las licencias/permisos correspondientes para comenzar a funcionar y trabajar, así como cumplir ciertas normativas, que en algunos casos supone la elaboración de proyectos o memorias. Muchas veces, esto conlleva una serie de pagos de tasas, destinadas al ayuntamiento, a los servicios territoriales, etc. Ni que hablar tiene de la contratación de empresas externas para la gestión y tramitación de licencias, para reformas en caso de ser necesario y similares, lo que además genera un gran coste económico para la empresa.

Sin embargo, las empresas, por pequeñas que sean, realizan todos estos trámites obligatorios con el fin de conseguir los “papeles» que autoricen la apertura de su nuevo local. Al fin y al cabo, estaríamos hablando de cumplir con la normativa vigente.

No obstante, existe otra normativa que deben cumplir obligatoriamente la práctica totalidad de esas empresas, que como supondrán es la LOPD. Desde el punto de vista de la seguridad, no pretendo infravalorar las normativas pertenecientes a otros ámbitos distintos a la seguridad de la información, que estoy seguro contribuyen a proteger la integridad de las personas que ocupan un local, como puede ser el Reglamento Electrótécnico para Baja Tensión. Tampoco es mi intención promover que el ayuntamiento de una determinada localidad solicite el cumplimiento de la LOPD para otorgar una licencia de actividad de un local, lo que supondría un desembolso económico aún mayor para la empresa (en caso de que subcontrate el servicio).

Sin embargo, y esto sí que es algo que creo necesario, aún son muchas las empresas que desconocen la LOPD —o la conocen «de oídas», con ideas preconcebidas, erróneas y confusas— precisamente por falta de iniciativas de los organismos públicos —entre ellos la AEPD, a pesar de la jornada de ayer—, que deberían promover mediante publicidad y propaganda el cumplimiento de una Ley obligatoria para todas las empresas (no importa su tamaño) que traten datos de carácter personal.

* * *

vigila.jpgPor último, comentarles que la AEPD ha publicado recientemente una Guía sobre Videovigilancia, que explica y cubre la mayor parte de las dudas de un sistema que cada vez encontramos en más lugares públicos y privados, y que con toda seguridad le resultará útil a muchos de ustedes.

Espero que este documento sirva para que la tienda de ropa de debajo de mi casa sustituya el cartel que reza «¡Sonría, le estamos grabando!» por un cartel más… «normalizado».