DNI electrónico (1 de 2): Introducción

Recientemente he realizado un curso de formación online de INTECO acerca del DNI electrónico, curso que me ha animado a plantear un post sobre dicho DNI-e “para toda la familia” (esto es, sin entrar en profundidad en el detalle técnico); la información planteada aquí está obviamente extraída de este curso. Y para comenzar, vamos a recordar dos cuestiones fundamentales que se desarrollan dentro de nuestro entorno diario en cualquier parte y en cualquier lugar.

La primera cuestión es el concepto de Identidad, derecho fundamental de todos los ciudadanos y por el cual los gobiernos deben poner a nuestro alcance los medios necesarios para poder demostrar nuestra identidad tal y como declara el Art. 6 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica“. La segunda de estas cuestiones hace referencia al gran avance tecnológico que hemos vivido y vivimos y por el que se han impulsado grandes cambios en diversos ámbitos como el legislativo, el social, o el económico. Gracias a las nuevas tecnologías han aparecido nuevos servicios, los usuarios cada vez más demandan un mayor acceso a la información a través de Internet, a la tramitación de cualquier tipo, mejores y más servicios tanto a nivel público como en el sector privado y así, con todo esto, surgió la necesidad de comenzar una integración completa por parte de las tecnologías de la información (TI) en todos los procesos de negocio y actividades en las organizaciones, incluida la administración pública, dando como resultado la administración electrónica (eAdministracion). Poco a poco la tramitación electrónica está tomando el relevo de la tradicional, con las ventajas que conlleva, modernizando los servicios empresariales y acercándonos cada vez más a la llamada Sociedad de la Información.

La llegada de la Ley 11/2007, de 22 de junio, de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos, supuso un gran impulso para el desarrollo de la eAdministracion; las administraciones comenzaron un proceso por el cual tratan de adecuar sus servicios a los requerimientos de la ley y de los usuarios. Para que la tramitación electrónica se hiciera posible, han sido necesarios nuevos desarrollos y normativas, como es el caso de la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de Firma Electrónica, una herramienta necesaria para la realización de cualquier trámite electrónico con las debidas garantías legales y de seguridad. Pero uno de los mayores avances, y que ha supuesto un acercamiento de las tecnologías de la información a los ciudadanos, ha sido el Documento Nacional de Identidad electrónico, que en España ya está totalmente operativo y su uso cada vez está más extendido a pesar de las largas colas que se forman para obtenerlo :D

El DNI electrónico es fundamental desde el punto de vista de la tramitación electrónica, ya que dota al ciudadano de un conjunto de herramientas y mecanismos para ayudarle a realizar de forma segura y cómoda sus trámites en la Red. Al igual que el DNI convencional, el electrónico es un documento emitido por una entidad reconocida, avalada, acreditada, certificada y apoyada por una legislación, incorporando a su vez un certificado electrónico que debe estar emitido por una entidad acreditada como emisora de certificados electrónicos o CA (Certification Authority) de identificación, de forma que podemos identificarnos tanto el mundo físico como en el electrónico. La CA es la responsable de emitir y revocar los certificados utilizados en la firma electrónica, para lo cual se emplea la criptografía de clave pública.

El DNI electrónico tiene todas las características que el DNI convencional (acredita de forma inequívoca la identidad del titular, su número figura en el 97% de las BBDD de entidades y organizaciones, es obligatorio para la expedición de otros documentos, etc.) y muchas más, puesto que tiene cabida en todo tipo de transacciones y trámites electrónicos. Por supuesto se apoya en un conjunto de leyes determinado, y la Dirección General de la Policía es la encargada de la gestión y mantenimiento de dicho documento (al igual que lo es del DNI convencional). Existe un conjunto de normativas relativas al DNI electrónico, de las que la principal es el Real Decreto 1553/2005, de 23 de diciembre, que regula el Documento Nacional de Identidad, así como sus certificados y otros aspectos.

En lo relativo al soporte físico, el DNI electrónico tiene las siguientes características:

  1. Está fabricado en policarbonato, lo que le confiere una gran durabilidad y resistencia, estimada en 10 años. Como curiosidad cabe decir que el policarbonato podemos encontrarlo en lentes, se usa como materia prima para CD, DVD, cristales antibalas o escudos anti-disturbios.
  2. Incorpora un chip electrónico que en su interior alberga un microprocesador, capaz de realizar operaciones y memoria, donde se almacenan los datos que contiene el DNI.
  3. Dispone de todas las medidas de seguridad disponibles para este tipo de dispositivos.
  4. El soporte físico incorpora un número que lo identifica de forma única, conocido como IDESP, gracias al cual cada DNI electrónico es único.

Por su parte, el chip electrónico que incorpora el DNIe presenta las siguientes características:

  1. Es un chip electrónico de la familia ST19, crypto-processor de STMicroelectronics.
  2. El modelo específico es el ST19WL34, incluye 34 Kbytes de EEPROM segura para almacenamiento de datos personales y 224 Kbytes de ROM de usuario para el sistema operativo y el código de programa. Los 6 Kbytes de RAM de usuario, combinados con la potencia de procesos del microcontrolador securizado de 8 bits, permiten un preprocesamiento rápido de datos y ofrece una retención de datos de al menos diez años.
  3. Este chip incorpora un Procesador Aritmético Modular (MAP) de 1088 bit para criptografía de clave publica, y un motor de hardware DES.
  4. Está certificado EAL4+ según el perfil de protección CEN CWA14169 por el Centro Criptológico Nacional (CNI).
  5. Es un dispositivo seguro de creación de firma electrónica, de acuerdo con el artículo 24.3 de la Ley 59/2003 de Firma Electrónica.

Con esta descripción, creo que cualquiera puede hacerse una idea general (para toda la familia :) de qué es realmente su DNIe. En el próximo —y último de momento— post sobre el DNI electrónico entraremos ya en sus capacidades de seguridad, la información que contiene y el uso que se le puede dar… en breve, en este mismo blog :)

Comments

  1. http://Anónimo says

    Es notable la inversión que se ha hecho sobre el DNIe para que todos los ciudadanos puedan acceder a servicios electrónicos, pero con todo este esfuerzo, solo se ha conseguido que se utilice en un 7% de los casos. La mayor parte de los ciudadanos lo utilizan igual que se utilizaba la versión no electrónica.

    También es notable la inversión que está realizando la administración pública para adaptarse con mayor o menor medida a la ley 11/2007, pero el sector privado parece bastante reticente en adaptarse ya sea por los costes que implica o porque el publico en general (clientes) desconocen sus ventajas.

    Es necesario informar y formar a los ciudadanos para que tenga el éxito que se esperaba y no se quede solamente dentro de la administración pública.

  2. Solamente un comentario Maite: las largas colas se pueden evitar utilizando http://www.citapreviadnie.es

    Puedes elegir fecha y hora que se respeta escrupulosamente. Es tal vez uno de los avances más apreciados por la mayoría de los ciudadanos que, por el momento, desconocen los servicios o funcionalidades que ofrece el chip criptográfico.

Trackbacks

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Security Art Work. Security Art Work said: Maite Moreno inicia una miniserie apta para todos los públicos sobre el DNI-e: http://bit.ly/biAc4S […]