Google Car

¿Se imaginan ustedes que sea cierto todo lo que se está hablando sobre el «coche fantástico de los señores de Google»? ¿Se imaginan que dentro de unos años recorramos las carreteras de nuestro país en coches sin conductor?

cocheYo sí que me lo imagino. Estoy seguro que lo imagino de una forma totalmente distinta a la que va finalmente a ser pero lo veo venir: carreteras con balizas, ciudades «tageadas» (vaya palabro) con sensores activos o pasivos por todas partes, sistemas de telecontrol y telemedida controlados por grandes sistemas tolerantes a fallos o capaces de prever problemas en tiempo de ejecución….

Todo esto no esta tan lejos como podemos creer, y para muestra podemos ver los proyectos de ciudades inteligentes que se están desarrollando por muchas latitudes. Por ejemplo en Málaga podemos ver las habitaciones inteligentes de las que hemos hablado, o podemos analizar proyectos como FastFix, liderado por S2 Grupo, en el que se está investigando, aplicando técnicas complejas de correlación en sistemas tolerantes a fallos, que se actualizan en caso de un mal funcionamiento.

En definitiva, todo parece indicar que esta va a ser una realidad comercial en unos años, pero para que llegue a extenderse y a resultar confiable para los ciudadanos tendrá necesariamente que ser segura. Pero si ahora ya nos pone nerviosos leer sobre las posibilidades de ataques dirigidos contra los sistemas de control de instalaciones industriales (ver la entrada de este mismo blog ¿Podemos dormir tranquilos?), ¿cómo nos vamos a poner ante a posibilidad cierta de recibir ataques dirigidos contra los sistemas de control de nuestro Google Car?

Aunque alguno de ustedes (los menos, me atrevo a decir, dado el público al que está enfocado este blog) sea escéptico sobre esto, tenga por seguro que ni una cosa (el Google Car) ni la otra (ataques contra el Google Car) son ciencia ficción; especialmente en lo segundo, a ustedes y a mí nos sobra experiencia para saber que cuando un sistema se conecta a la red no sólo está expuesto y puede ser vulnerable, sino que además tarde o temprano suele serlo. Si a eso le unimos que no sé por qué extraño motivo siempre hay un grupo de fulanos que intentan darnos un disgusto haciendo un mal uso de estos sistemas, tenemos otro campo de trabajo en el que sin duda, será necesario desarrollar nuevas técnicas y nuevos servicios de seguridad para que estos avances de la ciencia sean de aplicación práctica y no se limiten a aparecer en los apartados de sucesos de los telediarios.

(Fotografía por Ramin Rahimian para The New York Times)

Trackbacks

  1. […] Google Car (…) Por ejemplo en Málaga podemos ver las habitaciones inteligentes de las que hemos hablado, o podemos analizar proyectos como FastFix, liderado por S2 Grupo, en el que se está investigando, aplicando técnicas complejas de correlación en sistemas tolerantes a fallos, que se actualizan en caso de un mal funcionamiento… […]

  2. […] This post was mentioned on Twitter by Jesús Pérez Serna, Security Art Work, mmorenog, Ramon Mendez, hackplayers and others. hackplayers said: Google Car: ¿Se imaginan ustedes que sea cierto todo lo que se está hablando sobre el “coche fantástico de los s… http://bit.ly/9bQ69S […]