Incumplimiento del deber de secreto

Hace unos días leí una noticia que me llamo la atención; por lo visto, algún trabajador de Google había filtrado a la prensa un comunicado interno (el cual indicaba expresamente que era confidencial) donde se informaba sobre un aumento del 10% del sueldo a todo la plantilla de Google y la recepción de una paga extra de 1000 $ (yo pensé mira que majos :) ). Un día más tarde al hilo de esta noticia aparecía una nueva, en la cual se informaba acerca del despido de la persona que había filtrado la información, que ya no podría disfrutar de ese aumento de sueldo.

Esto me hizo reflexionar en que a menudo los empleados firman acuerdos de confidencialidad o NDA (Non-disclosure Agreements), ya sea por la LOPD, por SGSI, por política propia de empresa o por exigencias de un proveedor o cliente, sin que la mayoría sean conscientes de las consecuencias personales que puede tener la violación de dichos acuerdos de confidencialidad; simplemente firman porque hay que firmar. No obstante, existen unas obligaciones en cuanto a la confidencialidad inherentes a cualquier relación contractual.

En esta entrada trataremos las referencias legales, más allá de las implicaciones dentro del marco de la LOPD, con respecto al incumplimiento del deber de secreto.

En este sentido podemos identificar los siguientes hechos:

El Estatuto de los trabajadores. El artículo 5, «Deberes laborales«, en su punto a) propone para los trabajadores:

Cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia.

Lo cual implícitamente implica cierta obligación del trabajador para con la empresa en lo que respecta al deber de secreto. No obstante, esto no se considera suficiente como para eximir del desarrollo de un acuerdo de confidencialidad que especifique detalladamente las obligaciones del empleado en cuanto a confidencialidad.

La Ley de Competencia Desleal, en su artículo 13, propone:

1. Se considera desleal la divulgación o explotación, sin autorización de su titular, de secretos industriales o de cualquier otra especie de secretos empresariales a los que se haya tenido acceso legítimamente, pero con deber de reserva, o ilegítimamente, a consecuencia de alguna de las conductas previstas en el apartado siguiente o en el artículo 14.

2. Tendrán asimismo la consideración de desleal la adquisición de secretos por medio de espionaje o procedimiento análogo.

3. La persecución de las violaciones de secretos contempladas en los apartados anteriores no precisa de la concurrencia de los requisitos establecidos en el artículo 2. No obstante, será preciso que la violación haya sido efectuada con ánimo de obtener provecho, propio o de un tercero, o de perjudicar al titular del secreto.

En el Código Penal, son de aplicación tanto el artículo 197 como el 199, si bien el 199 en este contexto es más aplicable:

Artículo 199

1. El que revelare secretos ajenos, de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

2. El profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de dos a seis años.

Artículo 197

1. El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales o intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses.

2. Las mismas penas se impondrán al que, sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado. Iguales penas se impondrán a quien, sin estar autorizado, acceda por cualquier medio a los mismos y a quien los altere o utilice en perjuicio del titular de los datos o de un tercero.

3. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años si se difunden, revelan o ceden a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas a que se refieren los números anteriores.
Será castigado con las penas de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses, el que, con conocimiento de su origen ilícito y sin haber tomado parte en su descubrimiento, realizare la conducta descrita en el párrafo anterior.

4. Si los hechos descritos en los apartados 1 y 2 de este artículo se realizan por las personas encargadas o responsables de los ficheros, soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, archivos o registros, se impondrá la pena de prisión de tres a cinco años, y si se difunden, ceden o revelan los datos reservados, se impondrá la pena en su mitad superior.

5. Igualmente, cuando los hechos descritos en los apartados anteriores afecten a datos de carácter personal que revelen la ideología, religión, creencias, salud, origen racial o vida sexual, o la víctima fuere un menor de edad o un incapaz, se impondrán las penas previstas en su mitad superior.

6. Si los hechos se realizan con fines lucrativos, se impondrán las penas respectivamente previstas en los apartados 1 al 4 de este artículo en su mitad superior. Si además afectan a datos de los mencionados en el apartado 5, la pena a imponer será la de prisión de cuatro a siete años.

Como reflexión final, de todo esto podemos deducir que el incumplimiento del deber de secreto o de un acuerdo de confidencialidad tiene un carácter penal, pudiendo suponer al individuo en cuestión desde un despido procedente pasando por una reclamación en forma de indemnización hasta penas en prisión.

(Imagen de casey.marshall en Flickr)

Trackbacks

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Jesús Pérez Serna and Security Art Work, hackplayers. hackplayers said: Incumplimiento del deber de secreto: Hace unos días leí una noticia que me llamo la atención; por lo visto, algú… http://bit.ly/botj79 […]