LOPD para nostálgicos

Ahora a todo el mundo se le llena la boca hablando de la próxima directiva europea de protección de datos, del cloud, etc. Pero de vez en cuando está bien echar una mirada atrás para ver de dónde venimos. En este post voy a rememorar una aplicación clásica en protección de datos: el RGPD.

Recientemente comentaba con unos compañeros del trabajo si se acordaban de la aplicación que había antes del formulario NOTA para inscribir ficheros ante la Agencia de Protección de Datos. Lo único que recibí fue miradas extrañadas por su parte. Empecé a pensar que quizás mi memoria me estaba jugando una mala pasada, pero en mi fuero interno yo sabía que esa aplicación existió, tenía que desentrañar aquella intrincada cuestión.

Así pues fui a hablar con la persona de mi empresa que más tiempo lleva en esto de la protección de datos, es decir mi Responsable. Cuando le plantee la cuestión al principio mostró cierto grado de escepticismo, pero luego recordó que así era… esa aplicación existía… Para más inri, todavía tenía el instalable y lo que es mejor, aun sigue funcionando en Windows 7.

La aplicación era propia de la Agencia de Protección de Datos y dejó de tener soporte si no recuerdo mal allá por 2007, lo que quiere decir que nunca fue adaptada a las disposiciones del RD1720/2007. Únicamente la utilicé durante menos de un año, puesto que por aquel entonces la aplicación convivía ya con los formularios NOTA. Al igual que el NOTA existían dos versiones, una dedicada a entidades públicas y otra para entidades privadas.

Si me permiten voy refrescarles la memoria para que se hagan una idea. Básicamente se trata de lo que podemos encontrar en una formulario NOTA pero en aplicación local.

El menú principal de la aplicación nos permitía trabajar con las notificaciones, la copia de las mismas a un soporte “magnético”, y el envío a través de las notificaciones a la Agencia. Por otra parte también permitía importar y exportar notificaciones a formato .DAT. Aunque sea únicamente por el “valor arqueológico” e “histórico”, vamos a mostrar en unas cuantas capturas el proceso de creación de fichero (los datos empleados son ficticios, salvo el CIF el cual debe ser válido).

En primer lugar accedemos al menú de notificaciones y pulsamos sobre nueva notificación.

En ese instante la aplicación nos ofrece la posibilidad de creación, supresión y modificación. Accediendo a creación nos muestra un formulario con los apartados a cumplimentar:

Como han podido comprobar existe una correlación directa con la información requerida del formulario NOTA, si bien existe algún apartado que no se encuentra en los NOTA como es el punto 6. Sistema de Tratamiento.

Una vez cumplimentados todos los apartados podíamos guardar todas las notificaciones y enviarlos a la AEPD. Personalmente creo que esta aplicación presentaba alguna ventaja con respecto a los formularios NOTA. Resulta más “ligera” y más operativa dado que podemos replicar ficheros y cambiar solo la información que consideremos oportuno, lo que supone el ahorro de no tener que volver a introducir toda la información común como cuando creamos las notificaciones de una organización.

Hay una cosa que me ha resultado curiosa, y es lo difícil que ha sido encontrar información sobre esta aplicación en la red, y es que hay veces que incluso internet olvida. Obviamente la aplicación no es un modelo SaaS preparada para uso en smartphones, tablets. Pero no me pueden negar que tiene su encanto ¿no?

Comments

  1. Ya no me acordaba de esta aplicación, recuerdo que la tuve que utilizar una vez, ciertamente si que tiene su encanto como dices

  2. http://gesindatos says

    Yo si que la usé y si no es porque no te permitía notificar online a mi me gustaba, sobre todo por que se quedaba todo el histórico de ficheros gestionados por lo que podías “recuperarlos” en un momento dado.

    El rollo era que debías utilizar el fax para realizar la notificación una vez firmada