Fundamentos sobre certificados digitales – Declaración de Prácticas de Certificación

En esta entrada dentro de la serie de Fundamentos sobre Certificados Digitales nos vamos a centrar en uno de los requisitos fundamentales a tener en cuenta por cualquier Autoridad de Certificación (CA). Este requisito no es una opción, sino una obligación establecida para cualquier normativa o legislación aplicable relativa a la generación y tratamiento de certificados digitales. Estamos hablando de las Declaraciones de Prácticas de Certificación y de las Políticas de Certificación. Como siempre, vayamos paso a paso.

Una Declaración de Prácticas de Certificación (CPS) es un documento propio de cada CA en el que se declaran y establecen un conjunto de compromisos que adquiere la entidad respecto las prácticas para la gestión del ciclo de vida de los certificados digitales que emite, así como un conjunto de medidas de seguridad del entorno. Este documento es en sí un compromiso adquirido, que se referencia al mismo en todos los certificados emitidos en un campo establecido a tal efecto (en próximas entradas detallaremos la estructura estándar de los certificados).

Por otro lado, una Política de Certificación (CP) es del mismo modo un conjunto de compromisos adquiridos por la CA con los usuarios de sus certificados, aunque en este caso, este documento únicamente hace referencia a un tipo concreto de certificados dentro de la jerarquía. Por tanto la Política de Certificación únicamente afecta a una tipología concreta de certificado de CA Subordinada (este concepto se explica de forma detallada en otra de las entradas de esta serie, concretamente la que hace referencia a Cadena de Confianza). Este mecanismo le facilita a la CA la capacidad de establecer unas directivas de certificación globales y comunes mediante la Declaración de Prácticas de Certificación, así como la posibilidad de establecer requisitos concretos para tipos de certificado concreto cuando proceda.

Es importante destacar que en ningún caso es una obligación la implementación de Políticas de Certificación, por lo que se deja a elección de la CA su implementación en base a sus requisitos y necesidades.

El siguiente punto a abordar será, evidentemente, establecer o identificar los contenidos y requisitos que deben cumplir estos documentos. A este respecto, y comenzando por el ámbito Español, la Ley de Firma Electrónica (Ley Orgánica 59/2003) en uno de sus artículos menciona la obligación de construir y mantener publicada en un medio gratuito una Declaración de Prácticas de Certificación. Se puede obtener más información de la presente ley en pasadas entradas de esta serie Ley de Firma Electrónica I y II. Según dicho texto, el documento que debe cumplir al menos con los siguientes requisitos:

  • Obligaciones del Prestador de Servicios de Certificación (CA) respecto a los datos de creación y verificación de la firma o certificados expedidos.
  • Condiciones para la solicitud, expedición, uso, suspensión y extinción dela vigencia de los certificados.
  • Medidas de seguridad técnica y organizativa.

  • Roles y responsabilidades del personal implicado en el servicio.
  • Condiciones y acceso a mecanismos de información sobre la vigencia de los certificados.

Como último punto determinante, se establece que las Declaraciones de Prácticas de Certificación tendrán validez como Documento de Seguridad en el ámbito de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (Ley Orgánica 15/1999). Sin embargo, y como a más de uno le puede haber parecido, esta especificación es muy generalista, por lo que para alguien que no tenga experiencia en la confección de este tipo de documentos dentro del ámbito de la constitución de una CA puede llegar a ser muy complicado y ambiguo.

Adicionalmente a los requisitos legales establecidos en España, a nivel internacional se han establecido distintos estándares destinados a establecer requisitos mínimos de calidad y seguridad en la implementación y operación de una Infraestructura de Clave Pública (PKI), así como del establecimiento de una CA. Para el caso que nos ocupa, la confección de una Declaración de Prácticas de Certificación, se han establecido diversos estándares, se destacan los siguientes:

  • RFC 3467 y RFC 2527: Estos documentos llamados RFC, establecen una guía estricta de los puntos que debe contener una Declaración de Prácticas de Certificación. El primero de ellos, la RFC 3467, se incluye dentro del denominado “Internet X.509 Public Key Infrastructure Certificate Policy and Certification Practices Framework”, propuesto por el “Network Working Group”. Relata con un elevado nivel de detalle los contenidos y estructura que debe tener el documento, y se considera un estándar internacional para la construcción de CPS. El segundo de ellos (RFC 2527) es una versión anterior de la RFC 3467, de los que únicamente se identifican algunas modificaciones.
  • WebTrust for Certification Authorities v1 CA Business Practices Disclosure Criteria: Del mismo modo que en el caso anterior, la especifiación establece un guión cerrado para los contenidos de una Declaración de Prácticas de Certificación, aunque en este caso se ha establecido por organismos distintos. Concretamente, los responsables de esta especificación son dos organismos estatales en primer lugar el “Canadian Institute of Chartered Accountants” (CICA), y en segundo lugar el “American Institute of Certified Public Accountants” (AICPA). A su vez, es importante destacar que estos organismos son responsables del estándar Webtrust, que marca directivas para la implantación de controles en las CA que regulan desde el ciclo de vida de los certificados digitales hasta las medidas de seguridad a aplicar en su entorno; entre otros puntos.

Nos vamos a centrar en la especificación establecida por la RFC 3467, que en mi humilde opinión, es la de uso más extendido en lo que a CPS se refiere. Dado que se trata de una especificación muy detallada y concreta, se va a abordar a grandes rasgos; así como finalmente, y con el fin de completar la información de esta entrada, se propondrá la lectura (o al menos el repaso), de un ejemplo real de Declaración de Política de Certificación. La especificación de la RFC 3467 se encuentra publicada en el siguiente enlace:

http://www.ietf.org/rfc/rfc3647.txt

En la próxima entrada detallaremos a grandes rasgos el contenido de la RFC, así como mostraremos un ejemplo real de CPS. Muchas gracias por leernos.

Comments

  1. Uf, no tengo tiempo ahora, dada la longitud del documento, pero gracias por el aporte. Esta serie dedicada a los fundamentos de certificación digital me parece de lo más interesante.
    Saludos.

  2. http://David%20Cutanda says

    Muchas gracias por tu valoración Alejandro.

    En cualquier caso, cuando le des una mirada si tienes cualquier comentario o duda estamos a tu disposición.

    Gracias por leernos.

    David

Trackbacks

  1. […] En esta entrada dentro de la serie de Fundamentos sobre Certificados Digitales nos vamos a centrar en uno de los requisitos fundamentales a tener en cuenta por cualquier Autoridad de Certificación …  […]