Así que gafas y relojes inteligentes, ¿eh?

Mucho se ha hablado sobre la reciente salida de dispositivos wearables, vamos, que puedes vestirte con ellos. Que si controles de frecuencia cardíaca, sincronización con otros dispositivos, unas gafas que te permiten hacer muchas cosas…

Permitid que me ponga en un tono más “conspiranoico”. Quiero expresar una serie de pensamientos que rondan por mi cabeza…

En primer lugar, las gafas inteligentes… véase las Google Glass. Según he estado leyendo por ahí, mucha gente aprueba esta tecnología ya que permitiría, por ejemplo, leer documentos para personas invidentes. Permitirá, mediante las correspondientes aplicaciones, salvar vidas, fotografías mediante un pestañeo… ahá.

En segundo lugar, tenemos el Smart Watch, un wearable que se pone en la muñeca cual reloj. Este, a diferencia de las gafas, no permite realizar fotografías (o al menos hasta ahora los modelos que he encontrado…). Sin embargo, sí lleva un micrófono. Sí, un micrófono que permite enviar comandos de voz, dictar mensajes, etc.

Toda esta tecnología moderna parece, y será, muy cómoda de utilizar y nos facilitará bastante la vida. Pero ¿a qué precio?

Ya hemos hablado del peligro de utilizar los Smartphones, pues es muy sencillo utilizarlo como mecanismo de espionaje. ¿Qué ocurrirá con las gafas y relojes inteligentes?

Existen ya noticias como que en el Reino Unido se ha prohibido el uso de las Google Glass en salas de cine. Pero, ¿hasta dónde llegarán estas prohibiciones? Es un tema que se ha tocado bastante; la privacidad.

Más allá de las posibles fotos que nos puedan hacer sin enterarnos, ahora con los relojes hay un micrófono disponible. Un micrófono que no tiene la limitación que tiene el Smartphone ya que NO está escondido en un bolsillo y es más discreto.

¿Veremos esta tecnología en malas manos? ¿Nos espiarán de una forma más eficaz?

Comments

  1. Que catastrofista!

    Para eso hace años que hay “relojes espia” por cuatro duros, o el propio micro del móvil, o uno de los que van con cable… los relojes inteligentes, a pesar del nombre no son más que una segunda pantalla de lo que ya llevamos en el bolsillo, así que las amenazas vienen siendo las mismas.

    Keep Calm ;)

  2. Alias (obligatorio) says:

    No es por alarmar, pero las gafas también llevan micro, para darle órdenes y eso. A ver cuándo lo quitan y meten una interfaz de control por pestañeos, que mola más.

  3. LA TECNOLOGIA ES FASCINANTE, CADA VEZ CON DISPOSITIVOS QUE NOS AYUDAN EN MUCHOS CAMPOS

  4. Yo soy mas conspiranoico que tú todavía, así que te comprendo perfectamente, las nuevas tecnologías son increíbles, pero la línea entre la privacidad y la tecnología cada vez es más delgada.. tal como dices, mucha innovación, pero, A que precio?
    Concuerdo totalmente contigo, un genial artículo.
    Defendamos nuestra privacidad, que es muy importante.

  5. Hola Marcos, ya hace tiempo que mi percepción de estas novedades gira entorno a tu planteamiento y ya hace tiempo que llegué a la conclusión de que dispositivos como los que comentas, e incluso la inserción de herramientas como es un smartphone me parecen destinados a lo mismo, control, control y más control.

    El tema de las Google Glass me parece una buena estrategia por parte de Google… ofrecer al público una herramienta que ‘enriquece’ su día a día con información, pero sin darse cuenta, los usuarios estarán informando a Google de todos sus hábitos, de qué hay en cada rincón de su casa, de absolutamente toda su vida privada. Eso sí, además lo harán con una sonrisa en la cara porque tienen el último gadget tecnológico en sus manos.

    Saludos

  6. Marcos.
    Con el tiempo he desarollado una teoría que potencialmente permite “unir con flechas” muchos más puntos de los que has comentado en tu artículo (aunque posiblemente tu no hayas comentado tampoco aunque lo sepas), pero a la gente que solo usa la tecnología, pero no entiende los entretelones de los proveedores de estos “fantásticos servicios”, les es cómodo pensar que cualquiera que hable mal de ellos, es un conspiranoico sin fundamento, cuando basta con leer la historia para darse cuenta que cada vez que un grupo con intereses “poco altruistas” accedio a la “capacidad de controlar”, lo hizo…

    Lo que esa gente no entiende, es que el problema NO ES la tecnología en si(que es una herramienta), sino las capacidades potenciales (para bien o para mal) que dan la naturaleza de la información que hoy se puede manejar de las personas (que donan alegremente). Si algo que nos involucra a todos puede usarse para mal, se deben pensar en los paliativos ante esa posibilidad (Y la historia, que se repite de tanto en tanto, esta llena de ejemplos). Así de simple… Basta con que gente que accede a posiciones de poder (no siempre con pensamiento ideológico igual al nuestro) tenga la voluntad de cambiarlo todo usando la información, como ya ha pasado y seguirá pasando.

    Si tienes un articulo valioso y decides PAGAR un seguro por él, no es porque seas “conspiranoico” de la gente, sino es solo que admites que pueden ocurrir cosas que alteren eso valioso que tienes… nada más. Si donas algo muy valioso oomo son tus datos (con detalles como tiempo y espacio) de forma gratuita, no es irracional pensar en una forma de tener un SEGURO contra el mal uso de ellos… nada más!

    Vean este documental los que no lo vieron: El precio de lo Gratuito https://www.youtube.com/watch?v=9CghMhaNdZI

    O si quieren algo más corto: https://www.youtube.com/watch?v=D_fbBgAk320