Vacaciones

Queridos amigos,

Una vez más, como cada año por estas fechas, ha llegado el (tristísimo) momento de despedirse. Todo el mundo necesita un descanso de vez en cuando; también nosotros. Pero como estarán hartos de oír, esto no es un adiós, es un hasta luego; sí, lo sé, vaya con la frasecita de marras. Como les iba diciendo, nos retiramos a nuestros aposentos hasta el próximo 1 de septiembre, aunque si he de serles sincero, tampoco puedo garantizar que en un arranque de emotividad, morriña y entusiasmo aparezcamos algún día a saludarles con alguna entrada.

Durante estos (espero que) eternos, interminables, agónicos y duros días, pueden aprovechar para echar un vistazo a las interesantes entradas que hemos ido publicando estos meses, y si mientras cuentan nubes sacan un rato, no se pierdan la evolución de lo que se ha dado en llamar la peor vulnerabilidad jamás encontrada (ya, claro, hemos oído eso tantas veces; ¿no les recuerda al cuento de Pedro y el lobo?): Stagefright, cuyos detalles se presentarán en la BlackHat de este año. No sé si al final será tan grave, pero si se quieren comunicar conmigo mejor que utilicen alguna alternativa al MMS. Claro que no habré recibido más de cinco en toda mi vida, hace años que no me llega ninguno y en serio, ¿de verdad alguien utiliza todavía MMS? ¿Sí? Pues este es un buen momento para dejar de hacerlo.

Eso me recuerda a la entrada que escribió Samuel hace unas semanas sobre las vulnerabilidades en Android; ¿es de recibo o incluso, debería ser legal, que un fabricante se permita el lujo de dejar de emitir parches de seguridad para productos software que tienen apenas 2 años de antigüedad, cuando no ofrece la opción de actualizarse? Quizá tener la garantía de soporte durante X años sea un factor a valorar la próxima vez que se compre un móvil, y quién sabe si algún día lo veremos como un argumento comercial.

En fin, que me desvío del propósito del post. Que nos vamos de vacaciones. Que igual nos vemos por aquí algún día, igual no. Pero en cualquier caso, el martes 1 de septiembre volveremos a la carga, más y mejor, si es que eso es posible. Para acabar, déjenme aclarar que ustedes y yo no somos amigos, pero considérenlo un modo cordial de saludarles.

Pasen un muy buen agosto, allí donde se encuentren, sea cual sea su situación laboral. No volverán a vivir otro agosto de 2015, así que mejor será que lo aprovechen.

Vayan, vayan, no tengan miedo.

vw

(La fotografía, libre de derechos y como verán muy instagramera, es de Unsplash en Pixabay)

Comments

  1. http://rand0m says

    Merecidas vacaciones, hombre. Además cuando volváis en Septiembre estará la cosa que arde.