Riffle, más seguro y 10 veces más rápido que Tor

Anónimo, según la RAE «Dicho de una obra o de un escrito: Que no lleva el nombre de su autor». Muchos de nosotros, cuando navegamos por Internet, queremos hacerlo con una condición adherida, que es la anonimidad. De esta forma, el rastro que dejamos en la red suele ser mínimo y para ello, es conocido el uso de programas como Tor.

Tor representa la forma más simple de «navegación anónima» en Internet, pero no todo el público en la red entiende la importancia de este hecho. Vamos a ver qué es lo que hace Tor y sobretodo qué es lo que NO hace.

¿Qué hace Tor?

Tor son las siglas de «The Onion Router» (que a la vez es también de donde viene su logo), y es que en sus inicios, se trataba de una red de servidores repartidos por el mundo creada y desarrollada por la Marina Militar de los Estados Unidos. Se trataba de una red que permitía a los usuarios navegar por Internet de forma anónima. Hoy en día, se ha transformado en una organización, sin ánimo de lucro, que se dedica a la investigación y desarrollo de herramientas que confieran confidencialidad en los medios online.

La red Tor esconde tu identidad, «moviendo» la información por diferentes servidores Tor, encriptando el tráfico y despistando cualquier tipo de seguimiento. Cualquiera que intentase observar la procedencia del tráfico solo se encontraría con nodos aleatorios de la red Tor y no desde tu ordenador.

¿En qué es bueno Tor?

Si alguien está interesado en navegar de manera anónima, sin entrar a valorar las intenciones o motivaciones de cada uno, Tor es una de las herramientas más fáciles de usar y que permite esconder la identidad de forma gratuita. Pero también está lejos de ser el sistema perfecto.

¿Qué NO hace Tor?

Este navegador es útil en diversas ocasiones, pero aún le faltan una serie de características para hacerlo perfecto. Nunca se debe pensar que, en el momento en que uno usa Tor, el anonimato sea 100% efectivo.

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos de América (NSA), puede saber quién usa Tor, hecho que facilita la identificación real del usuario. Y es que con un poco de esfuerzo, los servicios gubernamentales pueden averiguar la identidad real del usuario (dicho de otra manera, usando Tor es muy probable que te conviertas automáticamente en diana para los servicios de información de tu país de residencia).

Hace unos años, la revista online Motherboard, publicaba una noticia sobre una redada realizada por el FBI:

«…Gran redada del FBI a la caza de pedófilos que subían material con pornografía infantil durante el verano del 2013. Según fuentes oficiales, las subidas se realizaban con el navegador Tor. El FBI ha conseguido «romper» la red anónima a través de introducción de malware en el famoso buscador para poder poner fin a una de las «mafias más importantes en lo que pornografía infantil se refiere”. El malware, conseguía devolver las IPs reales de los usuarios…»

¿Qué alternativas existen?

Tor es un sistema usado por una gran cantidad de personas que valoran en gran medida la intimidad en Internet, pero tiene dos desventajas. Por una parte, es un sistema lento. Por otra, ya ha sufrido diversos ataques y/o vulneraciones de la privacidad por parte de las autoridades. Os mostramos pues una alternativa que se acerca por el horizonte y que pretende resolver este tipo de problemas.

Una serie de investigadores del prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Technology) y de la EPFL (Escuela Politécnica Federal de Lausanne), han llevado a lo más alto la forma de entender las redes informáticas, hasta el punto de ofrecer una nueva dimensión de anonimización sin sacrificar en el punto de la velocidad, como lo hacía Tor.

La red en cuestión lleva el nombre de Riffle, y funciona a través de una tecnología llamada Mixnet. Esta tecnología parte de la idea en la que los servidores que forman parte de la red, hagan de forma reiterativa, permutaciones en el orden del tráfico recibido, antes de reenviarlo. A parte de este algoritmo, existen una serie de capas de seguridad y encriptación, similares a las usadas por Tor, solo que a diez veces más velocidad que la famosa app de la cebolla preferida por muchos.

La aplicación práctica para Riffle aún no existe, ya que el proyecto aún se encuentra en fase de pruebas, pero probablemente no falte mucho para que alguien encuentre funciones adecuadas para exprimir este tipo de redes.

Comments

  1. Tor no es un navegador…