SQL Injection

—Buenos días, Maestro, hoy vengo a traerte una ofrenda.
—Vaya, una tira cómica de xkcd… son un tanto curiosas.

exploits of a mom

—Sí, ésta la he encontrado en esta noticia de abril sobre un ataque de inyección de SQL. Me ha hecho gracia y se me ha ocurrido traerla como excusa para ver si eres capaz de decirme algo nuevo sobre un tema tan conocido ([1] [2] [3]) y que, sin embargo, sigue dándonos sustos tan a menudo.
—Pues precisamente acabo de leer hace nada otra noticia sobre un ataque a los servidores de MS SQL Server a través del IE7, que parece tener relación. Mira, aquí está. Aunque sé que no hace falta, te traduzco libremente algunas frases:

“[…] otra vulnerabilidad zero-day en un producto de MS. Esta vez es el SQL Server […] el bug de SQL permitiría la ejecución de código malicioso a un usuario autenticado mediante una conexión directa a la BD o también a través de una inyección SQL en una aplicación Web vulnerable […]»

—En la noticia de abril también se habla de inyección de SQL, aprovechando una funcionalidad del Microsoft Internet Information Server (IIS) que llama comandos genéricos, que sólo tiene SQL Server.
—Sí, recuerdo el caso. La vulnerabilidad es una funcionalidad de SQL Server, y eso es lo que permitió que el ataque fuera genérico y por tanto, masivo. Pero la puerta de entrada son las vulnerabilidades en las aplicaciones Web que había en los servidores. El revuelo en ambos casos viene porque la funcionalidad genérica en un caso y el bug en el otro son en productos de Microsoft y permiten ataques genéricos.
—Esto es un sinvivir.
—Claro, el problema es que el software sobre el que descansan nuestras aplicaciones es muy complejo y una vulnerabilidad se cuela con cierta facilidad. Es más, te diría que pasa poco para lo que podría pasar.
—Y, maestro, ¿qué hacemos? Si cambiamos de SGBD (Sistema de Gestión de Base de Datos), tendremos otras vulnerabilidades. No creo que Microsoft sea especialmente peor que los demás.
—Pues no. Lo que pasa es que, muchas veces, no se presta la atención debida a las aplicaciones que se construyen sobre el software de base y no podemos esperar que éste sea invulnerable a cualquier ataque. Además, la entrada se produce porque las aplicaciones Web no están bien diseñadas y programadas. Es decir, que nos dejamos las puertas abiertas. Por ejemplo, todavía no se siguen las reglas básicas para evitar los ataques de inyección de SQL, que, como bien sabes, son…
—Si, claro: “No utilizarás accesos a la BD en tus aplicaciones con privilegios mayores que lo mínimo imprescindible«, “No usarás sentencias SQL dinámicas con variables, sino queries parametrizadas«, “Usarás procedimientos almacenados con cuidado«, “No usaras nombres dinámicos de tablas, salvo en caso de extrema necesidad«…
—Cuando estas cosas hacen falta, vale la pena replantearse el diseño de la funcionalidad que quieres conseguir.
—Y con eso, ¿nos evitamos el riesgo?
—Lo reducimos, lo reducimos. Ya sabes que la seguridad absoluta no existe. Como decía Einstein, sólo hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana… y, de lo primero, no estaba seguro.

Comments

  1. Hoy en día es imprescindible tomarse muy enserio el incorporar la seguridad, dentro del ciclo de vida de desarrollo del software (SDLF).

    Slds.

  2. Jose L. Villalon says

    Ya lo hemos comentado alguna otra vez que por ejemplo, para desarrollo seguro de software, ISC2 ha sacado la certificación Certified Secure Software Lifecycle Professional (CSSLP). Más información en http://www.isc2.org/csslp-certification.aspx

  3. Alberto Hervalejo says

    Muy buena tira jajaja :)