Copias de seguridad: Virtual Tape Library (VTL)

Es incuestionable que uno de los activos más valiosos de una empresa son sus datos, y como tal es imprescindible que estemos preparados para poder recuperar el servicio lo más rápido posible. Esta fórmula se aplica desde un simple fichero hasta la restauración de toda la infraestructura de un negocio.

Desde siempre, el método preferido para salvaguardar toda la información han sido nuestros amigos los llamados cartuchos o cintas. La diferencia de capacidad de almacenamiento entre estos dispositivos secuenciales y los discos duros de nuestras máquinas siempre ha sido bastante amplia, y prueba de ello es que para este mismo año se espera el lanzamiento de las cintas LTO5, con una capacidad nativa de 1,6Tb y comprimida de 3,2Tb. Y para el 2010/2011 las LTO6, doblando las características de las anteriores (¡¡hasta 6,4Tb en un solo cartucho!!).

Hasta hace unos años, la diferencia de precio entre disco y cinta era mayor. Hoy en día no lo es tanto, una LTO4 (800Gb nativos) puede costarnos aproximadamente unos 60€, y un disco de esa capacidad ya no está tan lejos. Hay que tener en cuenta que cada vez hay más datos que salvar y cada vez menos tiempo para hacerlo. Las ventanas de Backup se reducen, los sistemas necesitan estar en producción más tiempo, y por tanto necesitamos soportes más rápidos, terreno en los que los discos se llevan el gato al agua. Pero, ¿cómo vamos a gestionar los volúmenes de copia en un disco duro? Pues para ello tenemos las Virtual Tape Library (VTL), que es a todos los efectos como una cabina de discos. La tecnología detrás de esta idea es bastante sencilla: tomando como base un conjunto de discos físicos se crean cartuchos de cinta virtuales; a grandes rasgos y salvando las diferencias, es como cuando compramos un disco duro para nuestro PC y lo particionamos en varias unidades.

Este sistema es totalmente transparente para la aplicación que tengamos de Backup. La VTL es detectada simplemente como un robot de cintas, con la excepción que no dispone de cartuchos físicos. Quedarnos sin cintas es así casi imposible, ya que la propia VTL particiona nuevo espacio si lo necesita y crea nuevos cartuchos virtuales. Es lo que se conoce como copias D2D (Disk to Disk). Si el robot de cintas fue un punto de inflexión, las VTL son el cambio definitivo.

Más de uno ha vaticinado el fin de los cartuchos en unos pocos años. No obstante, el punto más fuerte de éstos es la fiabilidad, ya que en una caída accidental el porcentaje de supervivencia de este soporte es muy alto, pero imaginemos la misma situación para un disco duro. Esto hace de los cartuchos soportes ideales para las copias OFFSITE, aunque también hoy en día esto se puede solucionar con las VTL. Hay librerías VTL que llevan incluidas un lector de cinta, con lo que tenemos como resultado un sistema híbrido que permite usar las dos tecnologías. Otra opción para administrar las copias OFFSITE es sincronizar con un centro de contingencia los cartuchos virtuales usados: a una escala WAN mandarlos por la línea de comunicaciones a otra ubicación física, con lo que siempre tendremos duplicadas todas las copias realizadas en dos ubicaciones diferentes, y a las pocas horas de haber realizado dichos backups (siempre que la línea de comunicaciones lo permita, claro). Como es obvio, esta última solución tiene un coste no despreciable, aunque puede ser recomendable (o necesaria y/u obligatoria) en sistemas de negocio críticos. En definitiva, si tenemos bien estructurada y monitorizada nuestra plataforma de copias, con esta opción tenemos la cura definitiva contra el insomnio.

Visto y dicho esto, ¿Quién recordará en un tiempo lo que era una DAT, una DLT o una LTO? Yo no.

(N.d.E.) Es de bien nacidos ser agradecidos, por lo que todo el equipo de Security Art Work quiere dar las gracias a Security By Default por incluirnos en su lista de blogs interesantes sobre seguridad, y a los lectores por seguir leyéndonos. ¡Gracias!

Comments

  1. http://Francisco%20Benet says

    Iván, me cuesta pensar que esta frase :”tenemos bien estructurada y monitorizada nuestra plataforma de copias, con esta opción tenemos la cura definitiva contra el insomnio.” sea realmente cierta, la cura definitiva es como adelantarse a los problemas futuros con infraestructuras más distribuidas e información dispersa en multitud de equipos…

    En fin, que no creo en las soluciones totales.

    Pero ante todo me ha gustado mucho tu post, añoro las DLT!

  2. Importante el presente texto, estamos en proximo a comprar una libreria de cintas de LTO5 hojala pueda cumplir las necesidades que tenemos,

    saludos