«Seguridad social»

oreja— Si al menos me gustase Omaral, me haría gracia la nueva contraseña que le han puesto al servidor de contabilidad.
— Sí, sí, tiene narices que le hayan puesto «Un vuelo eterno a lo kamikaze»; hay que tener ganas.
— Al menos podrían tener haber escogido una canción de El silbido del cuerdo…

John sonrió en su asiento del autobús cuando escuchó la conversación que mantenía el grupo de empleados de Heptatlon Security, correctamente uniformados con el polo corporativo que el nuevo director general había propuesto. «Heptatlon City» —anunció el altavoz del autobús. Uno tras otro fueron bajando todos los trabajadores de la compañía y John se unió a ellos camino de su entrevista de trabajo.

— Menudo día nos espera hoy, intervención esta tarde para el cambio del firewall.
— Pues menudo palo, eso os tendrá toda la noche, ¿no?
— Quita, quita. Hoy cambiamos la cacharrería y mañana con tranquilidad ya definiremos las reglas. Total, por una noche…
— Yo ya no me sorprendo por nada, ni siquiera tenemos el IDS funcionando al 100%…

Tras sus gafas de sol, John observó a través de su retina la entrada de las oficinas centrales de la compañía donde tendría lugar la entrevista de trabajo para el puesto de «serrador» a la que se había inscrito desde un conocido portal de empleo online. Se identificó y le indicaron que debía esperar media hora a la persona que debía hacerle la entrevista, puesto que se iba a retrasar debido a un atasco en la salida de la ciudad, por lo que le indicaron cómo encontrar la cafetería en la que podría esperar a su entrevistador.

— ¿Se sabe ya qué pasó la semana pasada con la página web de la empresa?
— Por lo visto es un bug reportado del que liberaron un parche hace seis meses.
— Si es que sois unos brutos. ¿Entonces ya lo habéis solucionado?
— !Qué va! con lo liados que vamos con el tema de Nikto a ver quién tiene tiempo y se pone con ello.

Sostuvo entre sus manos su taza de café mientras su mente divagaba y no se percató de los pasos que se dirigían hacia él. Se sobresaltó cuando notó la mano en su hombro y derramó su bebida en los zapatos rojos de su Némesis.

— ¡Engendro de Satán!, ¡Hijo de Caín!, antes contrato a Rita la florista que a ti, ¡largo de aquí y que no te vuelva a ver!

Abandonó el lugar de la entrevista con una gran sonrisa. No había conseguido el puesto, sin embargo, era casi como si trabajase allí, porque había conseguido mucho más de lo que necesitaba para entrar en la compañía.

(Imagen por horas_01 en Photobucket)

Comments

  1. Grande el relato, grande!

  2. muy bueno!!

  3. Si yo te contara lo que he visto con estos ojitos… algo por el estilo ;)

  4. hum… se me fue la tecla del intro

    En resumen: Físico joven en paro que para ir haciendo algo trabaja como técnico de microinformática para una empresa, aviso de un fallo de una impresora en un cliente, un supermercado en un centro comercial que NO mencionaré. Hace ya mucho de esto, cosa de 15 años

    Voy y pregunto por las oficinas. Llego. Me dicen: «el administrador no está, esperalo ahí» Ahí era la pecera de los servidores. Ahí dentro, bien metidito, curioseando, que aunque mis papás me dijeron que estaba feo, en ese sitio no podía resistirme

    Estantes con unos 15 modems. Cada uno con una pegatina con el NRI (Era la época en la que aún había Ibertex y X25 y demás). IPs y demás. Nombres de hosts en pegatinas. Número de los bastidores. Vamos, la repanocha.

    LLega el administrador. Me dice cual es la impresora. Le digo que allí no hay espacio y que si me puede decir donde me pongo. Me indica la mesa de uno (o una) que estaba de vacaciones. EN la mesa… un VT320 con una hermosa pegatina en la pantalla. Rezaba asi:

    «login:root
    password:ABCDCOR»

    Donde ABCD eran las 4 primeras letras del nombre del hipermercado

    Sin palabras…

    La seguridad en esa época era mucho menos sutil, por eso también era más facil. No me eplico entonces como se incumplían también en esa época tantas normas de sentido común.

    Pero era lo que había.

    Un saludo, y felicidades por el blog.

  5. Ojo: el «COR» del password del comentario anterior NO, repito, NO era por Hipercor. En esa localidad no hay hipercor, ni lo había hace 15 años.