Gripe A

Acabo de volver de vacaciones y, sinceramente, me ha sorprendido la cantidad de información que ha ido apareciendo en los medios —tanto generales como especializados— acerca de la gripe A (el ya famoso virus H1N1) y su impacto previsto en la sociedad a todos los niveles. Dejando a un lado los sensacionalismos propios de algunos medios (habría que recordar a ciertos «periodistas» que pandemia no significa que muera la mayor parte de la población mundial, como parecen hacernos creer), me parece interesante que en nuestro blog dediquemos al menos una entrada a este tema, ya que ciertamente la gripe puede ser un elemento decisivo en la continuidad de nuestro negocio, y por tanto en nuestra seguridad.

El Ministerio de Sanidad y Consumo español ha elaborado una guía, bastante coherente bajo mi punto de vista, acerca de la actuación recomendada frente a la gripe A para las empresas, de cara a asegurar la continuidad del negocio y la salud laboral en caso de pandemia. En esta guía, de lectura más que recomendable, se establecen una serie de medidas a valorar y, si corresponde, adoptar en los centro de trabajo; estas medidas se pueden agrupar en tres familias: de formación e información (hacia el personal y con terceros), de minimización del impacto (en la empresa, en su personal y en terceros -clientes, proveedores…-) y de contingencia en caso de que se materialice la amenaza.

Desde el punto de vista de los riesgos a los que está sometida una organización, la gripe A es un riesgo muy similar al de la gripe estacional —la de toda la vida, para entendernos—, pero con unos niveles de probabilidad e impacto superiores. Mayor probabilidad porque, si en una gripe epidémica se ve afectado un porcentaje que ronda el 15% de la población, en una gripe pandémica este nivel se incrementa en mayor o menor medida (en función de muchos factores), y adicionalmente los grupos de riesgo se ven modificados, y mayor impacto porque el daño causado por la pandemia en una organización es superior al producido durante una gripe normal: personas que no pueden desarrollar su actividad a causa de la gripe (fallecidos, hospitalizados, aislamiento, atención a familiares…), mayor tiempo de convalecencia, etc.

Bajo mi punto de vista, en nuestras organizaciones debemos efectuar un análisis inicial para valorar en primera instancia los riesgos derivados de la gripe A y su impacto en la continuidad de nuestro negocio; independientemente del resultado de este análisis, debemos establecer las medidas de prevención habituales -sin llevarlas a ningún extremo, por supuesto- y, si el análisis realizado nos indica que el riesgo de vernos afectados por la pandemia es considerable, debemos aplicar las salvaguardas correspondientes para mitigar el impacto en nuestra organización, desde el teletrabajo a la ubicación alternativa del personal, en función de los resultados obtenidos previamente. Vamos, lo habitual: tampoco estamos descubriendo nada ahora; pero sobre todo, creo que debemos huir del alarmismo que se ve en los medios ya que, hasta que datos fiables me digan lo contrario, creo que de esta pandemia no vamos a morirnos todos.

Comments

  1. Me parece muy interesante el asunto de como prevenir el impacto de una pandemia en el devenir futuro de una organizacion. Es algo util. Aunque podrias haber comenzado la lista de posibles efectos de la pandemia por algo que no fuese «fallecimiento», que aunque es factible queda un poco gore, jajajaja.

  2. Hola xavitxu
    Uno, que es un poco gore :) Fuera de bromas, la verdad es que tienes razón: fallecimiento es quizás el efecto menos probable de la gripe en una persona, pero la verdad es que, escuchando las noticias, parece que en cuatro días estemos todos a puntito… Esperemos que no :)

  3. Alberto Hervalejo Sánchez says

    Creo que es un tema que requiere estudiarse detenidamente, y que aún le falta por madurar. La verdadera «gripe» llegará en Octubre, y creo que entonces, las previsiones podrán haber cambiado mucho para entonces.

    Un artículo relacionado, sobre phishing y la gripe A que me ha parecido bastante interesante, en Security By Default:

    http://www.securitybydefault.com/2009/08/phising-aprovechando-el-panico-de-la.html

    Un saludo