¿Seguridad? No a cualquier precio

La semana pasada, en la Conferencia Europea sobre Investigación en Seguridad que José Rosell les comentaba ayer, tuvo lugar una interesante sesión paralela con el título Citizens Security Needs vs Citizens Integrity, el conocido debate sobre el balance entre la seguridad y la pérdida de libertad. Dos de los ponentes defienden la necesidad de introducir consideraciones éticas (léase privacidad, respeto a la intimidad y a las libertades) en los proyectos de investigación, desde el principio, y no como una cuestión a posteriori.

En el turno de preguntas, una persona en la audiencia hace una observación que merece ser registrada: la disyuntiva entre ética y seguridad no se puede plantear como un balance, ya que aunque es indiscutible que todos queremos, como mínimo, algo de seguridad, ¿quién es capaz de decir que quiere menos del 100% de ética?

Sin embargo, en la práctica, sí que renunciamos a parte de nuestra libertad por algo más de seguridad (en realidad, muchas veces es más bien teatro de la seguridad) y si no, pensemos en lo que nos toca hacer en los aeropuerto; como dijo otro de los ponentes, cuando se encuentra con el cinturón y los zapatos en la mano, sujetándose los pantalones, le da la impresión de que, de alguna manera, los terroristas han ganado una batalla.

“Aquellos que sacrifican libertad por seguridad no se merecen ninguna de las dos”

Benjamin Franklin

Para mí, el asunto se puede plantear en los siguientes términos: ¿Es la disyuntiva entre seguridad y libertades un juego de suma cero? En otras palabras, ¿un aumento de nuestra seguridad significa necesariamente un recorte de nuestras libertades? Yo creo que así nos lo quieren hacer creer muchas veces, pero también opino que eso es una falacia. Y con la que se nos viene encima, vamos a tener que prestar mucha atención a este tema.

LibertySecurity
“Por favor, quítese cualquier libertad civil que le quede y deposítela en la bandeja”

Comments

  1. http://xavitxu says

    Excelente la cita de Benjamin Franklin. Me encanta.
    Desgraciadamente el juego de la suma cero es la mentalidad imperante hoy en dia. Quien se ve capaz de asumir el riesgo de intentar crear un entorno seguro sin renunciar a libertad/privacidad y aceptar los posibles golpes que se van a producir como consecuencia de ello, que se podrian haber evitado sacrificando libertad/privacidad. Quien? Pocos conozco que se vean capaces, prefieren sacrificar libertad/privacidad en prevision de una mejor seguridad.

  2. http://Miguel%20A.%20Juan says

    @Xavitxu: es que, encima, no se obtiene más seguridad sino más apariencia de seguridad. Toma el caso de los líquidos en los aeroupertos. ¿Alguien cree que de verdad se evita algún riesgo por no dejar pasar más de 100ml de un líquido? Lo que pasa es que, a ver quién se atreve a derogar la normativa y que luego ocurra un atentado (aunque hubiera podido pasar igualmente).

    La seguridad absoluta no existe, por mucho que nos empeñemos. El deporte más arriesgado que existe es vivir. Todo el que lo practica acaba muriéndose.

  3. …y el que no lo practica también. Moraleja: la vida no puede ser un juego de suma cero.

  4. http://Francisco%20Benet says

    sobre este tema…solo por comentar que wikileaks y otro tipo de webs nos vienen a dar información sobre la realidad de las libertades y la seguridad…

    (En mi opinión).

  5. http://xavitxu says

    @Miguel

    Lo de los liquidos en los aeropuertos tiene miga. Es cierto, una vez puesto el collar al perro, nadie se atreve a quitarselo. Una norma inutil desde mi punto de vista. Cierto, la seguridad total no existe, pero quien le dice a esta mente colmena que llamamos sociedad, que no se han realizado todos los esfuerzos necesarios para prevenirlo. Jejejeje, muy bueno lo de la vida y la muerte y muy cierto.

    @Fernando Seco
    Jajajja, buen apunte.